IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de junio de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

18.40

19.15

Columna: Un nuevo Michoacán

27 de mayo, 2014

admin/La Voz de Michoacán

Emiliano Martínez Coronel

Nadie puede dudar que antes que iniciara el gobierno de Fausto Vallejo a los michoacanos nos tuvieran estigmatizados, es decir, se nos atribuía una mala fama por la existencia de mafias violentas que habían dominado el territorio michoacano por muchos años. Era complicado conducir vehículos con placas michoacanas por otras entidades ya que siempre nos aplicaban las revisiones  las fuerzas policiacas.

Recuerdo que el año pasado en el aniversario de la plaza México algunos asistentes que lanzaban estrepitosos gritos acompañados de algunas ofensas, les decían “cálmate michoacano”, realmente los michoacanos padecíamos una especie de “bullyng” sólo por haber nacido en esta bella tierra.

Y la verdad no era para menos, las mafias integraron  a sus denominaciones la palabra Michoacán, haciéndola propia de su identidad.

La llegada de Fausto Vallejo al gobierno del estado de Michoacán hace más de dos años hizo que renaciera la esperanza de que “se compusieran” las cosas en Michoacán, lo que implicaba que la paz y la seguridad retornara a los municipios de la entidad.

Hoy el estado de cosas ha cambiado. Podemos con mayor tranquilidad recorrer prácticamente todas las carreteras que comunican al territorio michoacano sin el sobresalto de sufrir alguna agresión de grupos armados.

Los delitos del fuero común que se comenten, según lo observamos en los medios de comunicación, por primera vez empiezan a ser resueltos por las autoridades de la Procuraduría General de Justicia. Podríamos enumerar muchos casos resueltos, pero más que eso, nos satisface que los delincuentes estén ahora tras las rejas.

Los ciudadanos observamos que cada vez son más las bandas de delincuentes que son detenidas, ya sean sicarios al servicio del crimen organizado que secuestradores o personas dedicadas al robo y otro tipo de delitos.

La confianza ciudadana empieza a ser retomada por el gobierno del estado a través de sus dependencias.

Todo esto ha sido posible gracias a la intervención que el gobernador pidió al presidente de la República y que sin limitación ha otorgado Enrique Peña Nieto. La combinación de esfuerzos ha dado resultado para que ahora se tenga un Michoacán más seguro y en paz.

Por todo lo anterior el slogan de la campaña publicitaria que ha iniciado el gobierno del estado que habla de “Un nuevo Michoacán” sintetiza nuestra realidad. No se trata solamente de mera publicidad, la percepción ciudadana indican que realmente cosas buenas suceden para beneficio de los michoacanos.

Recuerdo que hubo una época en el gobierno del panista Felipe Calderón y del perredista Leonel Godoy en que era sumamente complejo salir a la calle y, era prácticamente imposible acudir a espectáculos públicos. En verdad no podría pasar por nuestra mente asistir a un concierto en la calle. El temor estaba apoderado de todos.

El milagro, es ahora realidad. El festival aéreo acuático de la ciudad de Patzcuaro y la región lacustre reunió a miles de almas que acudieron sin temores a la invitación de los gobiernos federal estatal y municipal.

Algunos árboles del centro de Morelia resintieron en sus troncos y sus ramas, como no sucedía en muchos años, la presencia de los morelianos para ver  a un grupo musical que se presento en la avenida madero, justo al frente del Palacio de gobierno.

Lo valioso es que la confianza de la gente para regresar a las calles y a las carreteras ha vuelto. El miedo ha ido desapareciendo.

Miles, quizás decenas de miles de personas cada día abarrotaron la expo feria.

Las muestras brotan por todas partes. Sería egoísta regatear que verdaderamente se ha forjado un nuevo Michoacán.

Las críticas no faltan, algunos políticos pretenden demeritar el trabajo, que no solamente es del gobierno federal, del estado y de los municipios sino de todos los michoacanos. Lo que sucede ahora en estas tierras es trabajo de todos.

Los políticos antes de abrir la boca deben revisar su historia personal y la de sus partidos, por ello cuando refiero personas en este articulo les antepongo su militancia, porque la historia política de Michoacán no debe olvidar lo que ha hechos cada uno en lo individual y como integrantes de sus respectivos partidos políticos.

Querían a Peña Nieto en Michoacán y hoy se tragan sus palabras, al ver la presencia real de la Federación.

Muestra palpable de toda esta nueva realidad son las obras que se construyen: la red hospitalaria más importante de todos los tiempos con el nuevo hospital Civil e Infantil, de Hidalgo, Zitácuaro, Apatzingán y, por supuesto las centrales de maquinaria que tanto benefician al sector que nos da de comer, los campesinos.

Es tiempo de seguir avanzando, no hay marcha atrás. El Nuevo Michoacán que se está gestando requiere la participación de todos.

La crítica siempre estará presente, pero la buena crítica, la que construye será siempre bienvenida y necesaria, no la de políticos que escupen al cielo. Lo cierto es que la dinámica de cambio está en marcha.

La etapa por venir es la de las leyes, las transformaciones jurídicas, que hagan de Michoacán un estado de derecho, donde la paz y la seguridad sean factor fundamental.

Por supuesto el estigma en contra de los michoacanos empieza a desaparecer y emerge el verdadero rostro de los michoacanos, gente de trabajo, de instituciones y de leyes.

 

emartineziv@hotmail.com

Comparte la nota

Publica un comentario