IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 31 de mayo de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

18.05t

18.80

Columna: Siguiente nivel

1 de abril, 2014

admin/La Voz de Michoacán

Editorial

El gobierno de Enrique Peña Nieto ha dado el segundo golpe más contundente en contra de la organización delictiva que se hace llamar “Caballeros Templarios”, con el abatimiento de Enrique Plancarte Solís, y una de las siete cabezas que pidieron los grupos de autodefensa a cambio de deponer sus armas y regresar a sus lugares de origen. Poco a poco, según los resultados que arrojan las acciones de la Federación, marcan quizá el fin de los grupos armados que surgieron el 24 de febrero del 2013 en el municipio de Tepalcatepec, y en Buenavista Tomatlán, y que poco a poco van perdiendo las fuerzas que tomaron a finales del año pasado y principios del 2014.

No hay plazos ni fechas establecidas para que los grupos de autodefensa “dejen de existir”, sin embargo, al interior del movimiento hay quienes ya están preparados y hasta mentalizados que en cualquier momento será una policía militarizada la que asuma las tareas de seguridad en la zona que hoy está en vías de recuperación y que poco a poco tiende a revivir, tras la “tormenta” que dejó a su paso la ola de violencia y la zozobra. No serán ni los “comunitarios”, ni los defensas rurales, mucho menos las anteriores direcciones de seguridad pública las que ofrezcan la protección a los habitantes de la Tierra Caliente, sino serán cuerpos especializados que están formándose, de cara al mando único policial.

Hay confianza entre los habitantes, poco a poco en la Tierra Caliente todo trata de ser como antes, ya reabrieron los negocios, aunque las pérdidas económicas ahí están y exigen que sean reparadas. El comisionado Alfredo Castillo Cervantes tenía una tarea, por órdenes del presidente Enrique Peña Nieto: devolverle la paz y la tranquilidad a los michoacanos, y recuperar la rectoría de las instituciones que se vieron vulneradas y debilitadas ante la presencia de los grupos delictivos. Hoy, eso está en vías de cumplirse, aunque no será una tarea fácil, por el tamaño del problema que se dejó crecer.

Ahora en Michoacán todo es vigilado, cualquier paso que se da o negociación que se sostiene al margen de la ley no podrá ser tolerado. Nadie podrá estar exento de la aplicación de la justicia, en pocas palabras, la guillotina va pareja, según lo han advertido las fuerzas federales avecindadas en el territorio estatal. La muestra clara está, de entrada, con el proceso penal que se le sigue a Hipólito Mora Chávez, además de que este domingo fueron detenidas otras 19 personas acusadas por el homicidio del presidente municipal de Tanhuato, Gustavo Garibay García, entre ellas, figuraban integrantes del movimiento de autodefensas. Sin duda, fue un lunes de mucho ajetreo, y apenas inicia la semana.

Comparte la nota

Publica un comentario