IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 30 de julio de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

18.40

19.15

Columna: Primera llamada

21 de marzo, 2014

admin/La Voz de Michoacán

En petit comité

Óscar Mario Beteta

La decisión del gobierno federal de aprehender a Humberto Suárez, ex secretario de Finanzas de Michoacán, a quien acusa de robar recursos públicos, tiene un destinatario especial, pese a que haya varios posibles implicados. Es la primera llamada, primera…

Con eso, cobra mayor vigor la tesis expuesta en éste espacio la semana pasada en el sentido de que “…los casos Oceanografía, Mexicana, la detención de El Chapo, la caída de El Chayo, la Línea 12 del Metro (…) marcan, por primera vez, un punto de inflexión en el combate decidido a la corrupción, inmunidad e impunidad…”.

En la lucha contra esos males, el mensaje es inequívoco: no habrá borrón y cuenta nueva. Quienes hayan cometido un delito, serán llamados a cuentas, sin importar el tiempo que haya pasado desde que lo consumaron. La condena moral deberá seguir a la sentencia judicial.

La del presunto delincuente Humberto Suárez, capturado el martes, no es una clásica “cacería de brujas”, idea con la que suelen justificarse acciones de la justicia contra algunos personajes; no se trata tampoco de la utilización de los “fierros de la lumbre” que, con base en información, suelen tenerse para los actores de poder.

La batida contra la prevaricación, que recorre y corroe todo el cuerpo político, social y privado, va en serio. En éste, como en otros posibles casos, es evidente que no habrá prescripción, excepción, consideración ni perdón.

Por lo que se ve, las nuevas formas de hacer política no se van a frenar ante los mitos de la Historia. Quienes se hayan ganado un lugar en ella, inapelables, ahí quedarán, pero no servirán de escudo a nadie. Si la realidad alcanza a sus descendientes por inescrupulosos, no habrá contemplación. No debe haberla.

Ese debe ser el caso del ex secretario de Finanzas de Michoacán, que involucra a Lázaro Cárdenas y a Leonel Godoy; seguro habría creído que después de estar con ambos ex gobernadores sus faltas nunca lo llevarían ante la ley. Pero se equivocó.

Ni Cárdenas ni Godoy podrán argumentar, ni deberá permitírseles el alegato de que no supieron del comportamiento de su subordinado cuando se “perdieron” miles de millones de pesos y Michoacán fue sobre-endeudado. Con certeza lo supieron y lo toleraron.

Habrá que esperar los resultados de la investigación para saber si fueron partícipes de sus andanzas y si, dados los usos y costumbres de la política en México, uno lo “heredó” al otro, procurando la clásica cobertura de espaldas que se da siempre en los atracos de cómplices públicos.

La cacería de ladrones que está en marcha, no se detendrá en abolengos, hazañas, linajes o ismos, por más que quienes crean tener derecho a usufructuarlos se aferren a ellos.

Y de eso, un protagonista a destiempo debe ir tomando nota… antes de que la tercera llamada lo ponga, desnudo, en el ignominioso escenario del escarnio público.

Sotto Voce

Con base en la preparación, experiencia, eficacia y carácter, producto de su disciplina deportiva y militar, Manuel Mondragón y Kalb trabajó para trascender. Ya tiene un lugar de privilegio en la vida política de éste país. Hombre entregado, siempre fiel a sus valores y principios, dejó tras de sí una estela de éxito y una pléyade de amigos que estarán siempre con él… Su sucesor en la Comisión de Seguridad Nacional, Monte Alejandro Rubido García asumirá, con esa tarea, una enorme responsabilidad y contribuirá en mucho a complementar la estrategia del gobierno federal para recuperar el ambiente de seguridad y confianza.

 

Comparte la nota

Publica un comentario