IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 2 de julio de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

18.40

19.15

Columna: Implementación

22 de marzo, 2014

admin/La Voz de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez

Mexicanos Primero Michoacán, A.C.

Este 20 de marzo de 2014 se presentaron los resultados del Índice de Desempeño Educativo Incluyente (IDEI) en Morelia, Michoacán. A pesar de la vorágine reaccionaria que ha suscitado las reformas legislativas a nivel estatal, se contó en esta ciudad con la presencia de Claudio X. González Guajardo,  de Alejandro Ramírez Magaña y de David Calderón Martín del Campo, presidente, vicepresidente y director general de Mexicanos Primero, respectivamente, quienes expusieron los resultados del estudio de alcance nacional y las particularidades que arrojó el mismo sobre Michoacán. Es de resaltarse que esta actividad se realizó sin importar los recientes y constantes intentos de bloqueo de las actividades que realiza este organismo de la sociedad civil por parte de la CNTE, ya que resulta de suma importancia dar a conocer el IDEI precisamente en una entidad que requiere de cada vez más ciudadanos que estén prestos a participar activamente con base en información  que les permita tomar decisiones al respecto.

Los resultados no son halagadores, muestran que nuestra entidad se encuentra ubicada en penúltimo lugar nacional, prácticamente en empate técnico con Oaxaca, estado que por ahora ocupa el sótano de la clasificación, puesto que ha sido alternado con Michoacán durante los cinco años en que se ha presentado. En buena medida esto se debe a la oposición recalcitrante a diagnosticar a fondo la realidad educativa estatal.

Es un hecho que el oscurantismo ha hecho presencia en Michoacán durante muchos años, que ha propiciado que se mantengan los niveles evaluativos en porcentajes pírricos, como el hecho de nunca haber logrado siquiera que la mitad de los alumnos contesten la prueba ENLACE, que se haya boicoteado la aplicación de la prueba PISA (Prueba Internacional de Suficiencia Académica), que no siquiera alcanzó el 65 por ciento de cobertura a pesar de ser aplicada de manera muestral. El colmo es que solamente cuatro de cada cien maestros se acreditan en los Exámenes Nacionales de Actualización para Maestros en Servicio (ENAMS). Incongruentemente, en Michoacán quienes nos evalúan desde la infancia son los más reluctantes a ser evaluados.

La ignorancia, fiel escudera de la opacidad hace cera y pabilo de la niñez y juventud michoacana: de cada 100 niños que ingresan en primero de primaria, solamente 86 terminan la educación primaria, 64 la secundaria y 40 educación media superior, mientras que a nivel nacional, en promedio 92 terminan la primaria, 71 la secundaria y 40 el bachillerato.  Mientras el promedio nacional de escolaridad es de 8.6 años, en Michoacán es de 7.4 años. En Morelia  la escolaridad promedio es de 10 años pero en Susupuatode Guerrero solamente es de 4.8 años.

Esto hace que solamente 10 de cada 100 niños que ingresaron a primero de primaria logren graduarse de una carrera universitaria, lo cual nos condena a la incomprensión de los fenómenos de la naturaleza, de la sociedad y de nosotros mismos, así como a poseer una bajísima capacidad de agregar valor mediante nuestro trabajo, por lo que estaremos condenados a la pobreza y dependencia, que hoy se expresa con el hecho de que más del 90 por ciento del presupuesto que se ejerce en Michoacán es de origen federal, por lo cual es imposible hablar de soberanía sin autosuficiencia basada en nuestra capacidad de generar riqueza.

Detrás de todo ello, está la ambición, el hecho de que el botín que pretende ser rapiñado por los grupos sindicales en el estado es el manejo discrecional de 18 mil doscientos millones de pesos, es decir, alrededor de 20 mil pesos por alumno, de los cuales el 65 por ciento lo aporta la federación y el otro 35 es de proveniencia estatal.  Las marchas y plantones de ahora no disimulan en absoluto la negociación de un pliego petitorio que aunque no es del dominio público, el Lic. Jesús Sierra Arias, Secretario de Educación en el Estado ha dejado entrever es absurdo, ya que ha contestado públicamente que no hay recursos para atender demandas absurdas de la CNTE.

Ante ello, el exhorto de Mexicanos Primero es puntual: implementación, implementación e implementación.Sin ésta, todo el esfuerzo que implicó la aprobación de la Ley Estatal de Educación habrá sido en vano, porque una ley que no se aplica es simplemente letra muerta. Sí es bueno en un régimen democrático buscar el diálogo y los consensos, pero tampoco es dable colocar los derechos de miles de michoacanos al arbitrio de los militantes de la CNTE.

Por cierto, ya inició la primavera sindical, temporada del año en que está institucionalizado y hasta calendarizado el abandono chantajista de las aulas. Al respecto, ¿habremos de sobreponernos a las condiciones que se avizoran para la protesta callejera o regresará el orden social? Cada vez más ciudadanos alzan la voz y manifiestan que ya ha sido suficiente, que ya basta de inacción gubernamental.

Como prueba de lo fundamentado de las cuitas de la reacción basta un botón: el mismo día que se presentó el IDEI en Morelia, los normalistas de Tiripetío bloquearon avenidas protestando para que la calificación mínima aprobatoria  en sus escuelas sea de 6 y no de 8. De verdadera vergüenza.  Sin implementación no superaremos el penúltimo lugar.

 

Comparte la nota

Publica un comentario