IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de junio de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

18.40

19.15

Carta a Michoacán

13 de febrero, 2014

admin/La Voz de Michoacán

Querida tierra:

Son ya muchos días de estar leyendo noticias, artículos, entrevistas y reportajes sobre la actual situación que vives; de ver videos y fotografías, también de charlar, escribir y pensar en ti. Y aunque podría ser recomendable darle la vuelta a la página, mientras las fuerzas federales restablecen en tu seno el orden y la paz, y vuelve a florecer la economía y el entusiasmo, hay algo en varios de nosotros que nos impide quitar la atención de lo que te ocurre día tras día. Has sido escenario central de los movimientos que han hecho de México una nación independiente y libre; y para muchos, el hogar que nos ha visto nacer y crecer.

Y aunque no sé si a estas alturas te sirven de algo nuestras palabras, aunque algunos estemos a miles de kilómetros de distancia, incapaces de defenderte con algo que no sea el pensamiento, que baste por ahora que desde donde estemos, cuentas con nuestro amor y lealtad.

Sabemos que tu nombre figura últimamente en decretos, acuerdos y programas elaborados por las autoridades estatales y federales, aunque sigue siendo palmaria la escalofriante violencia que aún padecen tus habitantes de varias poblaciones, cuyas esquirlas salpican el café de quienes sabemos de ti a través de los noticiarios matutinos, sea en Morelia, Toronto, Yurécuaro, Madrid, Cuernavaca, Saltillo, Distrito Federal, Buenos Aires o Nueva York.

Estamos enterados, porque a tu lado lo hemos experimentado, que de los gobernadores que has tenido en los últimos años no se completa uno íntegro y capaz, también de la cuestionada estrategia del Gobierno Federal.

Pese a lo convulso de los tiempos, imagino que tú tampoco entiendes cómo autoridades estatales y municipales siguen autorizando y resguardando conciertos o bailes donde actúan grupos musicales que hacen apología del narcotráfico -algunos de forma específica hacen halagos en sus canciones a grupos delincuenciales, además de portar ropas, accesorios y hacer uso de expresiones que indican una adhesión a conductas reprobables que han dejado niños en la orfandad, jóvenes anclados al consumo de drogas, y mujeres y hombres en una sangrante ansiedad.

En tu territorio se tejen también otras historias sobre las que quizá no sabes si reír o llorar, como el permiso solicitado por una senadora plurinominal ligada aparentemente a personajes del cartel delictivo que se ha asentado impunemente en tu territorio, a fin de que se le investigue a ese respecto en un plazo de 30 días, expresando: “me trasladaré a la PGR (Procuraduría General de la República) sin el fuero constitucional”.

De acuerdo a especialistas, la inmunidad legislativa (fuero) no se pierde con el goce de una licencia, situación que debe saber de antemano la legisladora, quien es licenciada en derecho. Si a ello le sumamos que en treinta días la autoridad competente será incapaz de investigar a profundidad ese caso, como lo ha mostrado en cientos más, lo más probable es que al término del plazo por ella fijado, veremos el retorno de una senadora “redimida”, que incluso, podría aprovechar su popularidad mediática para buscar otros puestos en la política.

Hemos sabido que en los últimos días se han anunciado grandes inversiones en tu entorno, también llevado a cabo detenciones de varias personas vinculadas presuntamente a actividades delictivas, aunque como sabes, no todavía las de los principales líderes de esa red criminal ni de los actuales servidores públicos o anteriores, que han facilitado su expansión y fortalecimiento, como tampoco ninguna práctica específica, hasta el momento, para desarticular sus redes financieras y empresariales, salvo la referencia de la posible aplicación de una ley de extinción de dominio, que aún no ha sido decretada.

Amada tierra, admiramos tu entereza demostrada por años y años, así como la dignidad de las mujeres y hombres que has criado y demuestran con su esfuerzo diario que un Michoacán laborioso, apegado a derecho y en paz es realmente posible.

Este episodio que padeces lo seguiremos enfrentando juntos, y un día será un fragmento de la historia que únicamente tendremos presente para que ni tú ni nosotros permitamos se vuelva a repetir.

 

Comparte la nota

Publica un comentario